A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Otitis externa en los niños

¿Qué es la otitis externa en los niños?

La otitis externa, también conocida como otitis del nadador, es una inflamación del conducto auditivo externo debido a una infección. Por lo general, la causa son las bacterias. También puede deberse a hongos. El agua que queda en el conducto auditivo externo cuando el niño nada, por ejemplo, puede favorecer el crecimiento de bacterias y hongos.

¿Cuáles son las causas de la otitis externa en un niño?

Muchos factores diferentes pueden aumentar la probabilidad de que su hijo contraiga otitis externa. Practicar natación o estar en otras condiciones de humedad son causas comunes. Otras posibles situaciones que pueden derivar en la aparición de otitis externa incluyen lo siguiente:

  • La limpieza brusca del conducto auditivo externo

  • Lesiones en el conducto auditivo externo

  • Piel seca en el conducto auditivo externo

  • Objetos extraños en el conducto auditivo externo

  • Exceso de cerumen (cera del oído)

  • Afecciones de la piel, como eccema y otros tipos de dermatitis

¿Cuáles son los niños que corren riesgo de tener otitis externa?

Los niños tienen más probabilidades de padecer otitis externa en los siguientes casos:

  • Cuando nadan durante períodos prolongados, especialmente en lagos. La probabilidad disminuye en las piscinas recreativas que están bien mantenidas o en el océano. 

  • Cuando no eliminan el exceso de humedad después de nadar.

  • Cuando sufren lesiones en el conducto auditivo externo, por ejemplo, al limpiarlo con mucha frecuencia o rascarlo.

  • Cuando usan audífonos, auriculares o gorras de natación.

  • Cuando tienen la piel irritada a causa de alergias u otras afecciones cutáneas.

  • Cuando tienen el conducto auditivo externo estrecho.

¿Cuáles son los síntomas de la otitis externa en un niño?

La otitis externa puede causar los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento del oído externo

  • Picazón en el oído

  • Dolor, especialmente al tocar o mover el lóbulo de la oreja

  • Secreción procedente del oído

  • Ganglios inflamados en el cuello

  • Inflamación del conducto auditivo externo

  • Sordera o pérdida de la audición

  • Sensación de oídos tapados o congestión en los oídos

Los síntomas de la otitis externa pueden ser similares a los de otras afecciones. Procure que un proveedor de atención médica vea a su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la otitis externa en un niño?

El proveedor de atención médica de su hijo le hará preguntas acerca de los antecedentes médicos y los síntomas actuales del niño. Examinará a su hijo y le revisará los oídos. Para hacerlo, puede usar un instrumento con luz llamado otoscopio, que le permite ver el interior del oído del niño. Esto lo ayudará a saber si también hay una infección en el oído medio llamada otitis media. Esta infección no suele ocurrir con la otitis externa, pero algunos niños pueden tener ambos tipos de infecciones.

Además, puede que el proveedor de atención médica de su hijo tome una muestra de cultivo de la secreción del oído, a fin de determinar el tratamiento más adecuado.

¿Cómo se trata la otitis externa en un niño?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado de salud general de su hijo. También, de la gravedad de la afección.

Cuando un proveedor de atención médica trata correctamente la otitis externa, la afección suele resolverse en el término de 7 a 10 días. El tratamiento puede incluir lo que se detalla a continuación:

  • Gotas antibióticas para los oídos

  • Gotas para los oídos con corticoesteroides

  • Medicamentos analgésicos (calmantes)

  • Mantener el oído seco

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la otitis externa en un niño?

Las complicaciones de la otitis externa incluyen lo siguiente:

  • Pérdida temporal de la audición debido a que el conducto auditivo externo está hinchado e inflamado

  • Infecciones recurrentes en los oídos

  • Daño al hueso y al cartílago

  • Infección del tejido que rodea el oído 

  • Infecciones que pasan desde el oído a los huesos de la cabeza o del cráneo

¿Qué puedo hacer para prevenir la otitis externa en mi hijo?

Siga estos consejos para ayudar a prevenir la otitis externa:

  • Póngale tapones para nadar o bañarse.

  • Limpie suavemente el conducto auditivo externo del niño.

  • Séquele bien los oídos, especialmente después de nadar.

  • Tire suavemente del lóbulo de la oreja en diferentes direcciones mientras el niño inclina la cabeza con el oído hacia abajo, para ayudar a que el agua salga.

  • No introduzca hisopos en los oídos.

Otro consejo para ayudar a secar los oídos es usar un secador para el cabello en velocidad baja o a temperatura fría. Sostenga el secador a una distancia de al menos 12 pulgadas (30 cm) de la cabeza de su hijo. Agite lentamente el secador con un movimiento de vaivén; no lo deje en una misma posición.

Información importante sobre la otitis externa en los niños

  • También se conoce a la otitis externa como oído del nadador. Es una inflamación causada por una infección del conducto auditivo externo.

  • El agua que queda en el conducto auditivo externo cuando el niño nada puede favorecer el crecimiento de bacterias y hongos.

  • Cuando se la trata, la otitis externa suele resolverse en el término de 7 a 10 días.

  • Para ayudar a prevenir la otitis externa, seque bien los oídos de su hijo después de que nada o se baña. Y limpie suavemente los oídos de su hijo.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con el proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en claro la razón de la visita y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le da para el niño.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo esto ayudará a su hijo. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si su hijo no toma el medicamento o si no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si su hijo tiene una visita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo esta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga preguntas o necesite ayuda.

Revisor médico: Ashutosh Kacker MD
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN
Revisor médico: Rita Sather RN
Última revisión: 11/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.